La restauración de una moto antigua necesita de diversos
pasos la mayoria de los cuales se realiza en nuestro taller.

Antes de desmontar la moto la fotografiamos para tener
imágen de su estado original.

 

A continuacion la desmontamos completamete y clasificamos
las piezas. Se separan las piezas que van a ser pintadas,
tornilleria y elementos a zincar y partes que van a ser cromadas.
Instalación eléctrica en mal estado, cables y fundas viejas,
tornilleria dañada, cromados golpeados, etc. son desechados.

 

Iniciamos la restauración con los trabajos de Chapa y Pintura.
Seguimos con la búsqueda de las piezas que se han de comprar
nuevas a los proveedores. La moto antigua tiene la dificultad
añadida que las piezas son escasas o no existen, nos toca buscar
en mercadillos, ferias y otros profesionales y coleccionstas.

 

Es importante disponer de manuales, catálogos y despieces de la
moto a restaurar, en Soloclásicas conservamos un amplio archivo.
En los casos en que nos llega la moto desmontada es imprescindible
tener información técnica.

 

Otro paso es la restauración del asiento. Lo destapizamos, chorreamos
con arena el chasis, reparamos, pintamos y mandamos al Tapicero.

 

Las ruedas son restauradas en nuestro taller, radiadas y equilibradas.
Se ponen cámaras y cubiertas nuevas con dibujo clásico.

 

También nos encargamos del pulido de los elementos en aluminio como
bujes, tapas de motor, tijas, etc.

 

Los motores son desmontados, cárteres pulidos o chorreados con
microesferas, cilindros pintados con pintura anticalórica. Interiormente
siempre sustituimos rodamientos, retenes y juntas independientemente
de las reparaciones mecánicas que necesite el motor.
Los carburadores también son restaurados en todos sus elementos.

 

Cuando hemos recopilado todas las piezas tanto restauradas como
nuevas se procede al montaje final.